La privacidad en la era de la Internet total

La era de la Internet total, en la que el mundo comienza a adentrarse, plantea retos de enorme calado para la privacidad y la protección de datos.

Llámense tecnologías Big Data, tecnologías que conducen a un universo digital o una Ubiquitous Networking (en expresión del gran experto japonés Teruyasu Murakami) o, como prefiero denominarlo, a la “Internet total”, lo cierto es que todas ellas propician una reforzada centralidad de los datos, así como una presencia general de Internet en cada faceta de la vida humana.

Quizá sean dos las principales ventajas de esta tendencia. La primera de ellas se manifiesta fundamentalmente en el plano político-social y consiste en un mayor relieve de la transparencia como principio que el poder público ha de propugnar y observar. Más allá de sus abusos, así viene a demostrarlo el éxito de proyectos como WikiLeaks. Y también el creciente esfuerzo de múltiples gobiernos occidentales por introducir más transparencia en su acción política: en este contexto debe inscribirse la actual iniciativa legislativa de transparencia y buen gobierno, promovida por el Gobierno de España y ya comentada con anterioridad en La Ley en la Red.

La segunda ventaja es en cambio de índole económica y se plasma en mayores oportunidades para la innovación y para el comercio en Internet y en el entorno digital. Un tratamiento más profundo y por tanto mejor de los datos, como es el que este tipo de tecnologías hacen posible, redunda a su vez en aplicaciones potencialmente más perfeccionadas, así como en una oferta de consumo que puede personalizarse en mucha mayor medida: la continua actualización de los algoritmos de búsqueda de Google o la publicidad cada vez más segmentada en función de sus destinatarios (“behavioral advertising”) constituyen probablemente los ejemplos más claros; ambos confluyen en lo que se viene llamando “consumerización” de las tecnologías digitales, en el sentido de que el consumidor se ha convertido en su principal motor. Empresas como Amazon han comprendido esta evolución a la perfección.

Ver noticia: http://www.abc.es/blogs/ley-red/public/post/la-privacidad-en-la-era-de-la-internet-total-13439.asp