Auditorías LOPD

La Ley de Protección de Datos establece la necesidad de una auditoría de las medidas de seguridad aplicadas a los ficheros clasificados como nivel medio y/o alto de seguridad.  A partir de este tipo de ficheros debe realizarse al menos una auditoría cada dos años y certificar que los sistemas de información e instalaciones de tratamiento y almacenamiento de datos son los idóneos.

La auditoría comprende el análisis y verificación de la categoría de protección de los ficheros, además comprobar que se realizan correctamente de otras tareas como: documento de seguridad, registro de incidencias, copias de respaldo, dispositivos de almacenamiento, etc…